Cancún: Falta infraestructura hospitalaria suficiente para el turismo médico

Panamá tras reglamento de turismo médico
2012/02/05
Honduras trabaja para convertirse en el país del turismo médico
2012/02/13

La falta de una adecuada infraestructura hotelera y hospitalaria, aunado a la carencia de médicos especialistas, podría ocasionar que el segmento de turismo médico en Cancún no se consolide en los próximos años, pese a que representaría un incremento de 30 a 40 mil visitantes anuales.

Paola Sánchez Vázquez, directora de Marketing de Hospiten, aseguró que este proyecto es bastante bueno, pero al ser un segmento delicado se tienen que consolidar ciertos puntos que un futuro paciente analiza como la comodidad hotelera, que haya el especialista de la enfermedad a tratar y suficientes camas en nosocomios para satisfacer la demanda.

Pese a esto, reconoció que este segmento comienza a tener un auge importante en el destino, aunque no en el aspecto médico, sino en el de salud, que son tratamientos que no requieren intervenciones quirúrgicas delicadas.

Tal es el caso de colocación de botox, Lifting, Peeling, colágeno, implantes de pecho, rejuvenecimiento facial para quitar arrugas y hasta odontológicos, cuyos precios son inferiores hasta un 70% a los que se cobran en Estados Unidos y Europa.

Aún cuando la mayoría de los hospitales privados de Cancún tienen la de a nivel internacional para poder realizar algunas operaciones importantes, la falta de infraestructura, camas y especialistas los limita a realizar solamente algunos tratamientos, dijo.

En este punto, abundó, los hospitales privados en Cancún en conjunto no rebasan las 150 camas, situación que los hace insuficientes para una posible demanda a mediana escala, aunado a que en algunos sitios solamente se ofrecen tratamientos y operaciones en cardiología, cirugía plástica y reconstructiva, ginecología y obstetricia, cirugía ortopédica y urología.

Sánchez Vázquez expresó que para poder acceder a este mercado se tienen que hacer muchas adecuaciones, pero que con la infraestructura actual se prepara la antesala de lo que será un nuevo segmento turístico importante para Cancún en los próximos 10 años.

El motivo de que muchos turistas que actualmente arriban a Cancún a realizarse alguna operación, se debe a que su seguro médico en Estados Unidos no lo cubre al 100%.

Puso como ejemplo que en el vecino país del norte una operación de corazón tiene un costo de alrededor de 100 mil dólares, mientras que en Cancún es de 19 mil dólares.

Reconoció que hay estados del Sureste que tienen mejor infraestructura hospitalaria y una mayor cantidad de especialistas como Yucatán, pero que este segmento no les interesa o no lo han sabido explotar.

Vislumbró que el turismo médico en un plazo no mayor de 10 años será para Cancún un segmento importante, ya que la tendencia es atender en este año alrededor de 30 a 40 mil personas e incrementarla hasta un 30% más cada año.

Además, que este segmento se tiene que manejar con cuidado, ya que también no se quiere catalogar a Cancún como un destino de sol, playa y de tratamiento de enfermedades.

Sin definirse “producto” a ofrecer al turismo médico

Cancún vislumbra el turismo médico como un nicho importante para el destino, aunque primero se tendrán que preparar los hospitales y hoteles para ofrecer el servicio, pese a que el balneario carece del “producto” a ofrecer para este segmento.

Jesús Almaguer Salazar, titular de la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC), recordó que hace un par de meses atrás se conformó el Club del Producto del Turismo Médico y en la cual hoteleros y representantes de hospitales se mostraron entusiasmados con este proyecto.

Ambos sectores reconocieron que hace falta mucho por hacer, ya que no cuentan con instalaciones adecuadas para las necesidades de los posibles pacientes.

Sin embargo, destacó que en Cancún ya hay un número significativo de turistas que aprovechan su estadía en el destino para realizarse algún “arreglito”, principalmente odontológico y estético.

Reconoció que desconoce el número de turistas que arriba a la entidad para tratarse algún padecimiento médico. Aseguró que algunos hoteles y hospitales entregarán a la OVC un reporte mensual sobre esta situación.

Almaguer Salazar comentó que todavía no se tiene una medición del flujo de turismo médico, aunque aseguró que se espera un incremento de visitantes si los servicios son adecuados y si todos los hospitales cuentan con sus certificaciones internacionales.

El funcionario comentó que de solventar las observaciones que se han hecho en torno al turismo médico, Cancún podría recibir entre 30 y 40 mil turistas más al año.

Esto, agregó, debido a que los precios de las operaciones y tratamientos son mucho más baratos que en Estados Unidos y en Europa.

Por su parte, Máximo García Rocha, director de Turismo municipal, explicó que a este segmento hay que llevarlo con mucho cuidado, porque hay tratamientos en los cuales los hospitales deben tener certificaciones internacionales.

Destacó que este segmento apenas se explora en la entidad con tratamientos en odontología, oftalmología y estéticos, pero que sí podría ser un mercado importante para el destino.

Explicó que los tratamientos estéticos podrían ser más explotados en Cancún, ya que los precios son inferiores a los que se manejan en Estados Unidos y no requieren tanta inversión en infraestructura.

Reconoció que Cancún tiene futuro en este segmento, pero que se tendrá que llevar con calma y no pensar en una determinada cantidad de visitantes a tratar en el año, sino en mejorar las condiciones hospitalarias y hoteleras.

Se requiere mayor infraestructura hospitalaria para detonar turismo de salud

Un nicho de mercado que se perfila rentable para México es el llamado turismo médico, que es aquel que sale de su lugar de residencia para someterse a una cirugía, recibir atención y cuidado profesional, cuya afluencia en el país se incrementó un 35% en los últimos cinco años, según el compendio “Oportunidades de Inversión en el Sector Turismo Mexicano” del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Para ello, estiman abrir la inversión para reforzar la infraestructura hospitalaria a fin de lograr ser competitivos en ese segmento que abraza un promedio de 40 millones de personas que buscan servicios médicos a un mejor costo. Actualmente México ocupa el lugar número 43 del ranking mundial y el cuarto en América Latina, superado por Costa Rica, Brasil y Cuba.

A nivel nacional, las ciudades que encabezan este mercado son el Distrito Federal, Nuevo León, Chihuahua, Jalisco, Baja California, Sonora, Colima; en el caso de Cancún  y la Riviera  Maya, aún es incipiente; sin embargo, se estima que en unos diez años el Caribe Mexicano pudiera posicionarse en este nicho debido a que son los destinos más populares del país.

En sí el concepto del turismo en México es relativamente nuevo, pero en los últimos cinco creció un 35% y, según cifras de la página web de la Secretaría de Turismo (Sectur), en el 2010 dejó una derrama de 4 mil 50 millones de dólares con una afluencia de un millón mil visitantes. En cuanto a las perspectivas para el 2012 contemplan aumentar el puntaje, por lo que se enfocan en reforzar la promoción a este mercado.

Asimismo, en materia legislativa la Cámara Baja aprobó en noviembre de 2011 reformas a la Ley General de Turismo para que las secretarías del ramo de Salud, Hacienda y Economía fomenten políticas públicas para la promoción y desarrollo de turismo médico.

Incluso, en el dictamen palomeado se destaca que este mercado es una actividad generada por las personas que viajan para recibir servicios, tratamiento o intervenciones, ya sea de tipo preventivo, curativo, de cuidados paliativos y rehabilitación. Esto aporta beneficios económicos que pueden ser aprovechados para el país, fructificando la cercanía con Estados Unidos y Canadá.

También refiere que la principal contribución para los usuarios del turismo de salud, es el menor costo que pueden obtener, los cuales oscilan entre 30 y 70% menos que en sus países de origen, además de que tienen la ventaja de aprovechar las bellezas naturales del país.

Bajo ese nicho de oportunidades la federación, a través de la Sectur, busca incentivar la inversión privada para adecuar las capacidades e infraestructura médica del país, eliminando los obstáculos para el desarrollo de este segmento. Ante ello, han propuesto un programa piloto de cinco años que se enfocará en promover los servicios de odontología, oftalmología y cirugía cosmética, que es donde pueden ser más competitivos.

En el caso específico de Cancún y la Riviera Maya se cuenta con todo el potencial para detonar el turismo médico, ofreciendo diversos servicios y especialidades, en razón de que tiene una gran ventaja comparado con otras ciudades del país, ya que existe la conectividad aérea y son destinos muy populares en Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, de acuerdo con el director de la Escuela de Medicina de la Universidad Anáhuac, que ofreció una conferencia magistral a estudiantes de medicina en el IV Congreso de la Especialidad celebrada el año pasado en Cancún, para que Quintana Roo repunte en este segmento es urgente fortalecer la infraestructura hospitalaria, además de crear un consejo que impulse la actividad.

De igual forma, de acuerdo con las autoridades del sector turismo, para mejorar el ranking en este mercado se deben establecer alianzas con el sector hotelero, agencias de viajes y aerolíneas a fin de crear paquetes que incluyan el costo del tratamiento médico, cirugías, los gastos de traslado, estancia y hospedaje.

Fuente: http://www.sipse.com

Comments are closed.

Solicite una llamada