Turismo medico & Turismo de Bienestar

Por despegar el turismo médico en Puerto Rico

Aunque Puerto Rico ofrece servicios médicos especializados entre un 40 y 70 por ciento más baratos que en el resto de los Estados Unidos, la falta de promoción no ha hecho de este dato un atractivo prioritario que incremente el llamado turismo médico.

La economía asociada a los viajeros que puedan venir a la Isla en busca de atención médica representaría hasta $400 millones anuales, según estimados de la industria de salud, cantidad que es una pequeña fracción de los $100,000 millones que generó dicha actividad a nivel mundial el pasado año.

El secretario de Salud, Lorenzo González, coincidió en que Puerto Rico es terreno fértil para atraer el turismo médico, ya que además de los profesionales con los que cuenta el país, también existe la legislación y los incentivos dirigidos a convertir a la Isla en un destino de salud. Sin embargo, aceptó que la falta de promoción agresiva todavía mantiene al turismo médico rezagado como actividad económica.

Dijo que la Isla se puede mercadear con resultados positivos en áreas especializadas como la estética, cardiología, pediatría, obstetricia, oncología y ortopedia, entre otras.

Según el Secretario, en un principio este nicho se limitaba a pacientes en busca de cirugías cosméticas, cuyos costos en Estados Unidos son muy altos. Pero el mercado ha cambiado debido al acceso que provee Internet y ahora los pacientes pueden encontrar un lugar seguro y confiable para sus procedimientos médicos en diferentes partes del mundo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hospitales, Jaime Plá Cortés, estimó que Puerto Rico todavía esta en pañales en términos de establecerse como destino médico-turístico, aunque reconoció que algunas instituciones hospitalarias mantienen sus iniciativas. Entre estos hospitales mencionó el Grupo HIMA-San Pablo, que creó la división HIMA-Health, para estructurar y promover este tipo de servicios; el Hospital Pavía, el Presbiteriano y el San Juan Children Hospital.

“Este es un nicho en el que Puerto Rico tiene las características para convertirse en un competidor de marca mundial”, sostuvo Plá Cortés, y agregó que además de la promoción, es necesario dejar a un lado la burocracia y comenzar a darle forma a la Ley sobre el Turismo médico creada hace un año.

Según explicó, la organización que preside ya había certificado a 12 instituciones hospitalarias  para ser parte de esta iniciativa, en parte amparados en el prestigio que poseen. No obstante, la ley exige crear un reglamento y luego oficializar la certificación, proceso que está retrasado.

Plá Cortés cree necesario que Turismo asigne fondos para una promoción inicial en el exterior.  Además, recomienda desarrollar un centro de llamadas para canalizar las llamadas de pacientes que deseen acceso a un hospital particular o información de dónde se ofrece el servicio que necesitan. “Con estas iniciativas nos ponemos en el mapa y damos a conocer en el exterior nuestras virtudes como destino médico. Con ello mejoramos facilidades de salud, generamos empleo y desarrollamos toda una economía complementaria que va desde transportación, hasta gastronomía y diversión”, indicó.

Declaró que en un año y medio Puerto Rico tiene que estar totalmente encaminado a tales fines si desea insertarse y competir con mercados tan adelantados como Colombia, República Dominicana y Costa Rica, entre otros. Aseguró, que esa fecha es una posible de alcanzar ya que entiende que la etapa burocrática a comenzado a ceder.

Tanto González como Plá Cortés, coincidieron por separado que una de las principales ventajas de Puerto Rico es que el personal y las instituciones médicas son certificados bajo los mismos estándares de Estados Unidos. Igualmente aquí aplica la reglamentación federal y la estructura legal, lo cual le provee al paciente de Estados Unidos mayor confianza en el mercado.

Enumeraron además, los precios más económicos de los procedimientos, como  una cirugía de la válvula aórtica en Estados Unidos que puede costar entre $100,000 y $160,000, mientras que en Puerto Rico no pasa de los $35,000. El acceso y la cercanía a la Isla desde Estados Unidos, es otro atributo, sobre todo en caso de estadías prolongadas.

Primeros pininos:

Diferentes entidades han anunciado iniciativas independientes para apoyar el turismo médico, algunas de las cuales están por concretarse y otras no han logrado despegar. Por ejemplo, el Grupo HIMA fue de los primeros en anunciar el diseño de instalaciones hospitalarias en Palmas del Mar en Humacao, tipo hotel, a un costo sobre los $200 millones.?El proyecto tendría suites privadas y amenidades turísticas, pero se desconoce el estatus del mismo.

Entre tanto, varios desarrolladores privados han construido hospederías en las periferias de los hospitales como es el caso de un hotel aledanno al hospital Hima San Pablo en Bayamón. Ronald Mc Donald’s optó por traer su concepto de hospedería a la cercanía del San Jorge Children Hospital hace unos años.

El hotel Verdanza en Isla Verde, aliado de HIMAHEALTH para ofrecer alojamiento, se ha hecho eco de esta iniciativa en sus promociones, orientando a sus huéspedes sobre los estándares de salud en Puerto Rico, mientras  varias agencias de viajes han comenzado a promover  y vender a la Isla como destino de turismo médico.

Fuente: Ileanexis Vera Rosado| http://www.vocero.com | 2011/10/17

Close Menu